Invertir en ETF

Hace ya bastantes años que los ETFs llegaron a las bolsas de todo el mundo y han ido ganando importancia hasta convertirse en uno de los activos que más están incrementando su volumen de negociación. Invertir en ETF ya es algo habitual incluso para los pequeños ahorradores y los bancos ya anuncian como un reclamo poder acceder a estos productos desde sus plataformas de inversión.

Y es que no hay duda de que los ETFs han supuesto un soplo de aire fresco y una nueva forma de hacer las cosas. Los ETFs aglutinan las ventajas de dos mundos tan cercanos, pero a la vez tan distantes, como la bolsa y los fondos de inversión. Tener las ventajas de los fondos de inversión y las ventajas de cotizar en un mercado regulado, es lo que les ha hecho tan populares.

Pero vamos a ver en detalle qué son y  porqué invertir en ETF es una excelente idea.

¿Qué es un ETF?

ETF es un acrónimo que significa literalmente Exchange Traded Fund, lo que se podría traducir  en castellano como Fondo de inversión Cotizado. Así que estamos ante un fondo de inversión que cotiza en bolsa y esa es su principal característica diferenciadora y lo que le ha hecho triunfar entre los inversores particulares.

Un ETF es un fondo de inversión

Invertir en ETF

La principal ventaja de los fondos de inversión, la diversificación óptima sin necesidad de poseer una gran cantidad de activos individuales, se sigue manteniendo intacta si nos hacemos con un ETF. Con una sola participación replicamos en la misma proporción todos los activos del fondo, ¡toma ya! Los ETFs se pueden centrar en un ámbito geográfico, en sectores o en un determinado tipo de empresas.

Podemos ver todos los ETFs que cotizan en la bolsa española, aunque hay que decir que es España no cotizan muchos si lo comparamos con otras bolsas lo que nuestra capacidad de elección es bastante limitada. Si queremos algún ETF que cubra una zona geográfica no habitual o algún sector específico vamos a tener que buscarlo en otra bolsa (Euronext).

Un ETF replica un índice

Aunque pueden existir ETF de varios tipos, como los fondos de inversión, se destinan principalmente a la réplica de un índice. Existen ETF que replican al SP500, al Nasdaq o a cualquier índice mundial.

También nos encontramos con ETF que engloban todo el mundo y no se limitan a un índice nacional. Es el caso de los ETF que replican al MSCI World, Con ese producto estarás replicando el comportamientos de la bolsa global.

ETF de gestión pasiva

La gestión pasiva consiste en hacer aportaciones periódicas a un ETF que repliquen lo mejor posible a un índice determinado. La estrategia de este tipo de inversión es considerar que el mejor resultado lo vamos a conseguir siguiendo siempre al mercado y no intentando adivinar qué acciones lo van a hacer mejor.

Ver: La importancia de la aportaciones periódicas.

Esto choca con los fondos de inversión de gestión activa que lo que buscan es una mayor rentabilidad que el mercado con una mejor selección de activo. Pero el problema es que muchas veces la elección activa de acciones da peor resultado que simplemente indexandose. Y los gastos de gestión son mucho mayores ya que hay que pagar a los gestores.

Existen ETF indexados con sólo un 0,05% de gastos. No hay comparación posible con fondos activos que están cobrando un 2%, y con peor resultado.

Cómo invertir en ETF

Comprar y vender participaciones de un ETF es tan sencillo como comprar y vender acciones de una empresa, ponemos una orden, un precio y esperamos a que se cumplan nuestros requisitos para que se ejecute. 

Los ETFs se suelen más en replicar índices y no dependen tanto de la habilidad de los gestores, por lo tanto son muy indicados para llevar a cabo una estrategia de inversión pasiva. Son ideales para replicar la evolución de índices.

Ventajas de invertir en ETF

Como hemos comentando, son activos especialmente pensados para la inversión pasiva. Por lo que los inversores individuales son los que más ventajas encuentran. Sus principales virtudes son la simplicidad y la diversificación.

Operaciones inmediatas

Cuando queremos comprar o vender participaciones de un fondo de inversión tenemos que dar una orden a la gestora y ésta ejecutará la orden a precio de cierre de ese día (con suerte, algunas tardan un par de días) por lo que hay un desfase entre la orden y la ejecución que va a hacer que el precio se mueva. Un ETF se puede comprar o vender en el mismo momento, y durante toda la sesión.

Sencilla forma de ponerte corto

No cuadra mucho si sigues una estrategia de acumulación a largo plazo, pero algunos ETF siguen una estrategia bajista. Es decir, las participaciones del fondo subirán si el índice al que está referenciado baja. Para momentos puntuales en los que necesites cubrirte ante circunstancias especiales puedes estar bien.

E la forma más sencilla de tomar una estrategia bajista sin utilizar complejos derivados.

Bajas comisiones

Se ha desatado una guerra entre las diversas gestoras que comercializan ETF para bajar comisiones al máximo. Esto lo único que hace es beneficiarnos a nosotros como inversores. toda comisión que se nos cobre es menos dinero que vamos a tener trabajando para nosotros.

Invertir en ETF para indexarse

La indexación está de moda. Ahora mismo en Estados Unidos la cantidad de patrimonio que se invierte de forma pasiva ya ha superado a la activa. Los buenos resultados de la bolsa en los últimos años ha hecho que muy pocos gestores hayan conseguido batir a los índices de forma consistente.

Pero los índices volverán a bajar en determinados periodos y los gestores lo volverán a hacer mejor. Esto es un ciclo. Ni los gestores son tan malo si la pura indexación es la solución a todos los problemas. Hay que decidir qué tipo de inversión queremos llevar a cabo y elegir en consecuencia.

Ver: Cómo hacer un plan de inversión

No se depende de un gestor

Un gestor puede tener sesgos a la hora de elegir en qué activos elegir. Puede estar especializado en un sector que últimamente no está en auge o puede poner el ojo en empresas con mucho potencial pero que están infravaloradas en el mercado.

Puede ser muy duro ver como los índices suben y el fondo activo donde tienes tu dinero no se beneficia de esas subidas por los activos que posee. Hay que saber aguantar esos momentos si piensas que el gestor merece la pena y pensar que habrá momentos en los que lo hará mejor que el índice.

Un gestor tiene filias, fobias, sesgos y preferencias, un índice no. Invertir en ETF de un índice nos asegura no depender de ningún tipo de emoción.

Dividendos en un ETF

Aunque nuestro consejo si vas a largo plazo es que no es eficiente, hay algunos ETF que reparten dividendos como si fuera una acción. Son los llamados de distribución. Por contra, los ETF de acumulación reinvierten todos los dividendos que reciben de las empresas participadas.

Cuando consultes los datos de un ETF debe especificar de qué tipo es, y algunos tienen las dos modalidades para que puedas elegir la estrategia que más te guste.

Cotización en tiempo real

Los fondos convencionales sólo publican un valor liquidativo a final de día, los ETF cotizan y van variando su precio a medida que varían los precios de los activos que tienen en cartera. Podemos saber en todo momento cuánto vale nuestra inversión.

Fiscalidad de los ETF

En el terreno de los impuestos en los dos casos vamos a pagar por los beneficios generados, la ventaja es que en un ETF no vamos a sufrir la retención que si soportaremos en un fondo de inversión convencional. A la hora de vender un ETF recibiremos el dinero en nuestra cuenta en su totalidad, como si vendiéramos acciones. Es luego en la declaración de la renta donde tendremos que declarar el beneficio o pérdida.

Invertir en ETF

Inconvenientes de invertir en ETF

Como en todos los productos también hay ciertas desventajas que pueden hacer que no sean adecuados para todo tipo de inversores. Los productos financieros tienen que servir a un fin, ese fin es ayudarnos a conseguir nuestros objetivos de rentabilidad y riesgo.

Para poder determinarlo tenemos que saber que tipo de inversor somos.

Comisiones de compraventa

La operación se toma como una compraventa de acciones por lo tanto nuestro broker nos cobrará la comisión por operación y los costes de mercado. Esto puede ser especialmente perjudicial si el ETF que nos interesa cotiza en un mercado en el que tenemos comisiones altas por operar.

Si queremos realizar aportaciones periódicas muy asiduamente es algo a tener en cuenta. Por suerte existen multitud de brokers que dan acceso a los principales mercados a precios reducidos.

Menos oferta que en los fondos de inversión

Hay menos oferta de ETF que de fondos de inversión por lo que puede que no encontremos exactamente lo que queremos, o lo encontremos en un bolsa extranjera lo que nos acarreará más comisiones. Aún así si el objetivo es indexar nuestra inversión, la cantidad de ETFs tampoco será importante. Mientras replique bien al índice y tenga pocas comisiones nos servirá.

No existen muchos ETF de gestión activa

Si eres de los que piensas que un gestor tiene los conocimientos suficientes para batir al mercado en el largo plazo, posiblemente un ETF no sea para ti. Los ETF se basan en el bajo coste y para eso no pueden seguir una estrategia activa de elección de activos. 

Con un ETF no puedes esperar rentabilidades mejores que las de los índices.

Un ETF no cotiza en todos los mercados

Encontrar ETF cotizando en algunos mercados es complicado. En España, por ejemplo, el número de ETF que cotizan es ridículo, y todos ellos se basan en el IBEX35. No puedes encontrar un ETF que replique a la bolsa estadounidense o europea cotizando en España.

Al final las grandes gestores tienden a concentrarse en los mercados más importantes donde ofrecen la mayoría de sus productos. Si quieres tener ETFs para elegir tendrás que comprarlos en las bolsas más importantes: Estados Unidos, Euronext y Xetra.

Ver: Descubre cómo ahorrar más dinero

Los mejores ETFs para invertir

No hay un mejor ETF para invertir, igual que no hay una mejor acción. El mejor ETF será aquel que se adecue mejor a nuestra rentabilidad esperada, siguiendo nuestro riesgo máximo sumido. Hemos visto que los ETF se usan como la forma más sencilla de replicar un índice, por lo que buscaremos un ETF con la suficiente liquidez y con costes bajos.

Las mayores gestoras de ETF

Hay muchas gestoras que ofrecen sus productos en forma de ETF en muchos mercados mundiales. Se ha popularizado tanto este instrumento que cualquier sociedad financiera puede sacar un ETF y comercializarlo. Pero aún asi, existen 3 grandes gestores en el ámbito de los ETF que aglutinan la mayoría del dinero invertido en estos producto.

Vanguard

La compañía fundada por John Bogle que cambio la forma de comercializar productos financieros. Era fiel defensor que lo mejor para el inversor individual es conseguir las menores comisiones posibles, ya que esto repercutiría en mayor rentabilidad a lo largo de los años.

Los ETF de Vanguard se pueden contratar desde cualquier parte del mundo, pero es en Estados Unidos donde tiene su bastión más importante. Tiene cerca de 6.000 billones (billones americanos) de dólares bajo gestión

ishares

Ishares es la marca de blackrock para su división de ETF. Es la gestora de ETF que más patrimonio atesora a través de sus productos, pero la colocamos en segundo lugar porque Vanguard ha sido más importante para el éxito de este tipo de inversión. Aglutina bajo su marca unos 6.500 billones de dólares.

Amundi

La compañía francesa es la que más está dando de hablar en los últimos meses gracias a su agresivo plan para bajar comisiones. Este movimiento ha provocado que las demás gestoras reaccionen y hayan reducido sus costes para poder seguir compitiendo.

Amundi es la mayor gestora europea y gestiona 1.500 millones de dólares.

Los ETF más baratos

Si queremos ETF para invertir de forma pasiva, tenemos que encontrar aquellos que tengan menos comisiones. Pagar menos comisiones significa mayor rentabilidad a lo largo del tiempo, así de fácil. Si queremos utilizar una estrategia de indexación tenemos que tratar de que nuestro ETF se separe lo menos posible del comportamiento del índice.

Todos los ETF mostrados aquí están basados en euros para que su contratación y seguimiento sea más sencillo.

ETF más barato del S&P500

Invertir en ETF

El elegido para invertir en ETF que replique al índice S&P500 es: Invesco S&P 500 UCITS ETF (EUR Hdg) (EUR)

Tiene una comisión de gestión del 0,05% y podemos contratarlo en la bolsa alemana, en la suiza y en la italiana.

ETF más barato del NASDAQ 100

Si lo que buscamos es replicar al Nasdaq 100 nos decantaremos por: Amundi Index Solutions – Amundi Nasdaq-100 ETF-C EUR

Su comisión de gestión es del 0,23%, baja para ser sobre el Nasdaq100, y cotiza en el Euronext, bolsa alemana e italiana.

ETF más barato del EuroStoxx50

Lo curioso es que en esta ocasión nos encontramos con un ETF de una gestora española (BBVA) y que cotiza en el mercado español, por lo que la facilidad para contratarlo no puede ser mayor.

El ETF es el siguiente: Acción Eurostoxx 50 ETF FI Cotizado Armonizado – Su comisión de gestión es del 0,20%.

ETF más barato del Nikkei 225

Si lo que queremos es invertir en Japón, tenemos surte porque tenemos un candidato con unas comisiones realmente bajas. Con sólo un 0,09% de comisión, cotiza en mercados como el Xetra, Londres e Italia.

Hablamos de: Xtrackers Nikkei 225 UCITS ETF 1D (EUR) – Xtrackers es una marca de DWS International.

ETF global más barato

Una buena forma de beneficiarse del crecimiento económico global es adquirir un ETF que replique al índice MSCI World que es índice que engloba a 1.164 empresas de todo el mundo. El mejor ETF para este cometido es uno comercializado por Lyxor, con una comisión de gestión del 0,12% y cotizando en la bolsa alemana.

Es el siguiente: Lyxor Core MSCI World (DR) UCITS ETF (EUR) – Lyxor es una marca de Societe Generale.

ETF de renta fija más barato

Tener un ETF de renta fija siempre es buena idea para diversificar nuestra cartera. Pero no debemos limitarnos a una zona geografica o tipo de bono. Un ETF global de renta fija será lo más adecuado. El suguiente ETF es de renta fija global subierto en euros, tiene ua comisión del 0,10% y podemos suscribirlo en el Xetra.

Aquí lo tenemos: iShares Core Global Aggregate Bond UCITS ETF EUR Hedged (Acc)

Cartera para invertir en ETF

Podemos crear una cartera combinando los distintos ETF descritos anteriormente. Eso nos asegura tener una cartera totalmente diversificada y con los costes más bajos que podemos encontrar. Los porcentajes destinados a cada ETF dependerá de nuestra aversión al riesgo y la rentabilidad esperada.

Vamos a ver varios ejemplos, de inversor más conservador a más agresivo, pero las combinaciones son infinitas.

Cartera de ETF según tipo de inversor

Inversor conservador

60% ETF Renta fija

20% ETF MSCI World

10% ETF S&P500

10% ETF EuroStoxx50

Inversor moderado

45% ETF Renta fija

30% ETF MSCI World

15% ETF S&P500

10% ETF EuroStoxx50

Inversor medio

30% ETF Renta fija

25% ETF MSCI World

15% ETF S&P500

10% ETF NASDAQ100

10% ETF Nikkei225

10% EuroStoxx50

Inversor arriesgado

25% ETF NASDAQ100

20% ETF MSCI World

20% ETF S&P500

15% ETF Nikkei100

15% ETF EuroStoxx50

5% ETF Renta fija

Vemos como podríamos crear cualquier cartera que se nos ocurriese con simplemente 6 ETFs, pero se podría hacer incluso con menos. Hay inversores que sólo invierten de forma periódica en un ETF que replica a la bolsa global. No quieren elegir empresas y consideran que nunca van a poder batir al índice, ¿así que por qué no comprar en ETF y olvidarse?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Javier Santiago Maldonado .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SiteGround.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

No te pierdas ninguna novedad

Recibe las actualizaciones